jueves, 27 de abril de 2017

Día IV

Hoy ya los síntomas han mermado.
Si bien la medicación sigue cayendo como patada en el estómago, es algo positivo para denotar.
Sigo pensando muchas cosas. Definitivamente mi cabeza parece a punto de estallar. Trato de mantenerme tranquila, pero es inevitable sentir ansiedad.
No piensan que antes de vivía más tranquilos? Sin redes sociales, sin teléfonos inteligentes, no había distracciones solo objetivos.
En qué mundo frío vivimos. No nos importa realmente nada. Y nos mueven pavadas como seguidores, likes y popularidad.
Cuando éramos chicos no nos hacía falta.
Que nos pasó en el medio? Tenemos tantas formas de sobre analizar todo... De perseguirnos, de concentrarnos en cosas que no existen.
No lo sé. Solo se que me gustaría desaparecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario